De oreja a oreja, la sonrisa de las Ciclovías Recreativas en América

 

Por Diego Puente Corral
Secretario Ejecutivo CRA

Este año se cumplirán 20 años de la puesta a rodar de la primera masa crítica del mundo.  En 1992 en la ciudad de San Francisco, un par de locos amantes de la bicicleta y la ciudad, empezaron a autoconvocarse e invitar a otros a hacer lo mismo, el último viernes de cada mes en algún punto de la ciudad.  Así, y con la perseverancia propia de las personas que andan en bici, al cabo de pocos años lograban juntarse hasta 3.000 pedalistas reclamando las calles y el respeto de padecientes automovilistas.

Dos años después, casi simultánea y prodigiosamente, las voces de la Masa Crítica hacían eco en tres ciudades emblemáticas de América Latina. No resulta tan increíble imaginar que tanto en el norte, centro y sur del subcontinente, entre 1994 y 1996 nacieran en México DF, Quito y Santiago de Chile, los gérmenes de lo que hoy son los más grandes e influyentes movimientos pedaleros de la región. Es así como muchos de los paralelismos entre estas ciudades y sus movimientos pro bici, no pasan solamente por el origen ciudadano de los mismos, sus procesos, sus estrategias o sus conflictos. Tampoco se limitan a la amplitud del espectro de visiones y aproximaciones al tema.  Tanto Bicitekas en el DF (www.bicitekas.org), Jóvenes de Acción Ecológica de Quito y los Furiosos Ciclistas de Santiago (www.furiosos.cl/), fuimos tronco común para una gran cantidad de organizaciones.

Derivados de los Furiosos Ciclistas chilenos, los Arriba e’ la Chancha (www.arribaelachancha.cl/) se han abierto campo en las calles de Santiago para aportar, desde su visión y estrategia, la ampliación del movimiento cicletero. Así miso, esfuerzos individuales, no por eso menos importantes, como el blogg de Ciclismo Urbano (www.ciclismourbano.info). Finalmente en Chile, poco a poco, se logra consolidar plataformas comunes que pretenden aúnar los esfuerzos dispersos, respetar las diversidades e incidir políticamente en mejoras y beneficios para usuarios y usuarias de la bicicleta. Muestra de esto representa la CUCH (Ciclistas Unidos de Chile).

Otra vez en Quito, a partir del Grupo de Jóvenes de Acción Ecológica se crea Biciacción (www.biciaccion.org) cuyos miembros fundadores, en primera instancia, después de 7 años al frente de la masa crítica quiteña, logramos convencer a las autoridades municipales para ensayar primero, e instituir después, el tan concurrido y aceptado Ciclopaseo Semanal. Posteriormente a este punto de quiebre de la historia de la bici en la capital ecuatoriana, visiones distintas que amplían el espectro generan la creación de CiclóPolis (www.ciclopolis.ec), cuyos miembros asumimos la coordinación y administración del proyecto emblema de la ciudad. A partir de esto, y con agenda propia nuevos colectivos de corte universitario (CicloPUCE, CicloEPN), radicales (ABC), locales (El sur en Bici) o informales (Hell’s Bikers, Bitch Bikers), han ido apareciendo en el espectro cicletero quitensis. Lamentablemente, pese a los esfuerzos, en Quito todavía estamos un poco lejos de lograr articulación común entre las diferentes organizaciones.

Finalmente considero que el caso de la ciudad de México es uno de los más exitosos. No solo por la gran cantidad de actividades y organizaciones que han aparecido en los últimos años (El pueblo bicicletero, Un auto menos, A la radio en Bici, el Paseo de Todos, El balcón de la Bici, entre decenas más) y de las cuales se puede dar fé de su inmensa proactividad en las redes sociales, especialmente Twitter; sino prinicipalmente por el respeto, tolerancia y convivencia que han desarrollado entre éstas.

Por último, salvando las distancias y diferencias, los paralelismos entras nuestras ciudades, tampoco se ha limitado, a que las Chamacletas (http://chamacletas.blogspot.com/) y las Mujeres en Bici (www.facebook.com/mujeresenbici) en México; Las compañeras de Todas en Bici de CiclóPolis (http://www.facebook.com/profile.php?id=100000106378417) y Las Carishinas en Bici en Quito; así como las Macletas en Santiago, hayan abierto su propio camino en medio de la dominante visión masculina que se ha manifestado también en el movimiento cicletero regional.

Es que las similitudes cicleteras entre estas ciudades se manifiesta también en el hecho de que en las tres se han puesto en marcha jornadas permanentes de apropiación masiva y alegre de espacios públicos. El impresionante Muévete en Bici mexicano, el inspirador Ciclopaseo de Quito y la alucinante Ciclorecreovía Santiaguina han marcado hitos importantes y han cambiado la historia en cuanto al posicionamiento de la bicicleta, sus usos, beneficios y ventajas en estas ciudades.

Además de las decenas de miles de participantes que cada domingo mueven sus cuerpos y sus ciudades, las Ciclovías Recreativas son una propuesta y una apuesta ciudadana masiva que, con mucha alegría, entuiasmo, postivismo, participación y apropiación pública, han incidido irreversiblemente en el avance hacia culturas cicleteras en estos meridianos del globo.

A diferencia de varios de sus predecesores y sucesores, las Ciclovías Recreativas han apostado por darle pedal a la estrategia de la propuesta más que la protesta; más a la acción permanente y constante que a la movilización coyuntural; más a la participación lúdica que a la intervención contestaria. Por eso y por todos los días que tengo el privilegio de pedalear junto a miles de personas, aquí y allá,  puedo asegurar de primera mano, que las Ciclovías Recreativas tienen la cara más alegre y la sonrisa más amplia de la lucha cicletera en América Latina.

 Quito, 28 de febrero de 2012

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Boletines CiclóPolis, CiclóPolis, Ciclopaseo de Quito, CRA, Masa Crítica, Movimiento ciclístico y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a De oreja a oreja, la sonrisa de las Ciclovías Recreativas en América

  1. leilabekly dijo:

    Y todos los que de alguna manera fomentamos el uso de la bici, como medio de transporte alternativo y que sobre todo salvara al planeta. Saludos Diego…

  2. rafasemueve dijo:

    Aquí en El Salvador, Centroamérica, el movimiento comenzó con el nombre de bicicrítica hace más de un año. Es una actividad de un domingo al mes, pero ahora hay otros grupos. La congragación más grande se hace los jueves por la noche, con unas 400 personas, en San Salvador (una ciudad de un millón de habitantes)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s