Un día para la Bicicleta

 

Aunque un solo día para la bicicleta parezca poco, este próximo 19 de abril, día en que se celebra internacionalmente a esta herramienta de transformación humana y urbana, será especial en la dinámica cicletera del país. Sí, porque en el país entero (en una gran parte de él, al menos), sincronizaremos revoluciones en una actividad coordinada por la BiciUnión.Ec, la Unión de Ciclistas del Ecuador. Por primera vez en la historia de la lucha por existir, varias organizaciones promotoras del uso de la bici hemos creado un espacio común de acción nacional.

Hemos creado una organización para que nos una y represente lo más ampliamente posible. Hemos creado y le apostamos a la Unión.

Nos unimos para interpelar a la autoridad (nacional y local) y exigir mayor eficiencia, celeridad y participación en el diseño, implementación y socialización de las políticas a favor de la bici.

Nos preocupan de manera especial los proyectos inconclusos o mal implementados, particularmente algunas ciclovías con deficiencias técnicas; la inobservancia de las normas que protegen nuestros derechos; la aplicación de aranceles a los productos relacionados con la práctica no motorizada, entre otros temas.

Nos unimos para demostrar y proponer a la sociedad un imaginario realizable.

Celebramos la bici, celebramos los individuos, celebramos la ciudad, la sociedad y la naturaleza. Celebramos los ciclos. Este ciclo ha tardado algo, pero ha llegado.

El 19 de abril nos moveremos y nos movilizaremos alrededor de 50 organizaciones de 17 ciudades, en 14 provincias del país para recordarnos que vinimos a transformar la sociedad. Haremos fiestas, foros, cicleadas, ferias, rodadas diurnas, nocturnas, domingueras, montañeras, urbanas, desnudas y semidesnudas. Aunque parezca muy poco un solo día, esto es solo el comienzo.

Anuncios
Publicado en BiciUnión.Ec, CiclóPolis, Ciclopaseo de Quito, Espacio público, Movimiento ciclístico | Deja un comentario

Apoyo a las ciclovías de Quito (Ciclo Q)

Celebramos y apoyamos sobremanera el hecho que el Municipio de Quito, al fin, haya incluido decididamente entre sus prioridades el diseño y construcción de una importante red de ciclovías permanentes (exclusivas o compartidas) en la ciudad.

Igualmente confieso que hemos sentido malestar por el diseño de algunas, así como la manera y la demora en terminar de implementarlas.  Y es a estos últimos hechos a los que atribuimos la serie de conflictos y malentendidos que se han generado últimamente en las calles donde se han empezado o terminado de implementar estas ciclovías y que ha trascendido a las redes sociales y medios de comunicación.

Imagen

Si bien es cierto que se han cometido varios errores de trazado y diseño en algunas de las ciclovías, no es menos cierto que ya se han corregido o se están corrigiendo.  Y también es evidente que, a medida que avanza la implementación, el verdadero problema salta a la vista.  La excesiva dependencia al auto por parte de una minoría, de la minoría automotorizada.

No todos quienes usan auto tienen dependencia de el. No. Pero si una minoría dentro éste grupo. Minoría que ha llegado a creer que por tener auto (insisto no todos quienes tiene auto piensan así) tienen el privilegio de pasar por encima de cuanto obstáculo se interponga entre su hojalata con motor y el universo.  Aceras, pasos cebras, parques, peatones, ciclistas, policías, semáforos, mascotas y un largo etcétera, no son más que estorbos a la hora de ejercer ese aparente derecho y estatus que le brinda la sensación de aislamiento y vértigo que le produce el encierro y la velocidad.

Hoy, igual que hace 10 años cuando comenzamos con el Ciclopaseo de Quito, el cual se ha convertido en una incuestionable realidad de humanización y laboratorio social que ha promovido y generado más beneficios y ventajas como pocas iniciativas ciudadanas en el país, así como las primeras ciclovías construidas en 2008 (Ciclo Q);  las actuales ciclovías en Quito representan el rompimiento de un “vicio circuloso” -léase vicio de la circulación- al que nos habíamos y habríamos acostumbrado de no ser por la incesante lucha de aquellos, pocos al principio, decenas luego y miles ahora, activistas y ciudadanos cotidianos que hemos empujado y llevado sobre nuestros hombros y bicicletas la responsabilidad y la pasión de no solo pensar, sino de construir una ciudad diferente.

Hoy, como entonces las voces de crítica se levantan igual que los vientos del verano. Pero no habrá viento que detenga esta masa crítica de humanidad, de conciencia y de beneficio colectivo, que viaja en bicicleta. Vamos 20 años luchando y ya somos miles.  Estaremos 20 años más y seremos millones.

Hacemos votos para que las ciclovías se terminen lo más rápido posible y así podamos iniciar una campaña de socialización, con o sin apoyo del municipio, para fomentar el uso y respeto de estos espacios ganados por y para los ciudadanos.

Imagen

De igual manera como defendemos las ciclovías, seremos los primeros en evaluar y detectar posibles fallas, así como los primeros en proponer cambios o correcciones, tal y como ya lo hemos hecho.

A nombre de CiclóPolis y del mío propio,

Diego Puente Corral
Vocero

Fotos: Alexandra Montalvo

Publicado en Boletines CiclóPolis, CiclóPolis, Ciclo Q, Ciclopaseo de Quito, Movimiento ciclístico | Etiquetado , , , , , , , | 5 comentarios

No hay tiempo que perder

Una vez más hemos sido sorprendidos por las malas noticias. Esta vez, según una noticia de Dario El Comercio (http://www.elcomercio.com/quito/ciclista-fallecido-ciclopaseo-Quito_0_939506180.html) el ciclista Pablo Roberto Betancourt, de 43 años falleció atropellado por un bus en el sur de la ciudad.  Esto ocurrió mientras regresaba a su casa después de utilizar la ruta del Ciclopaseo semanal de Quito, explica la nota.

Si bien el accidente no se produce en la ruta del Ciclopaseo, sino aparentemente, una vez que salió de la misma, no deja de ser una lamentable noticia que nos entristece y enluta, al igual que con los otros casos de ciclistas muertos en las calles en distinto tipo de circunstancias.

En los 10 años que tiene el Ciclopaseo de Quito, la mayor y principal actividad probici del país, se estima que han pasado más de 10 millones de personas.  En  el mismo período hemos registrado una muerte en el Ciclopaseo en un accidente en el que estuvieron involucradas dos personas en bici. Igualmente en el mismo período solo se ha reportado un percance (sin fallecimiento) entre un vehículo a motor (motocicleta oficial de la Policía Nacional) y un ciclista.

Todas las muertes nos consternan, indignan, asustan, enardecen. Ojalá no nos paralicen y, por el contrario, movilicen a la sociedad, especialmente a la autoridad para mejorar las condiciones de uso de la bici en el país, más allá del Ciclopaseo y las ciclovías permanentes.

Nos solidarizamos con los familiares de Pablo Betancourt.  Esperamos tener más información sobre las causas del accidente y fallecimiento. Y apelamos a la celeridad pública y política para proteger de mejor manera a las miles de personas que usamos la bici  a diario.

No hay tiempo que perder

A nombre de CiclóPolis y el mío propio,

Diego Puente Corral

Vocero.

| Etiquetado , , | Deja un comentario

Agua y bicicleta, vehículos para la vida *

agua1 Además disolvente, regulador de temperatura, lubricante, etc. el agua tiene la función de ser el vehículo para transportar, a través de si, nutrientes y otras sustancias indispensables para la vida misma.

Por otro lado, las personas que hemos optado por incorporar el uso de la bici a nuestra vida diaria, podemos decir que, al igual que el agua, este vehículo no solo nos transporta de un lado a otro con eficiencia, placer, respeto por el ambiente y por la sociedad, sino que, utilizado masivamente, podría conducir a una sociedad entera hacia mejores formas de convivencia, ahorro de recursos económicos, tiempo y espacio. En definitiva, así como el agua es indispensable para la vida, la bici es indispensable para el buenvivir.

Esto lo hemos entendido tanto quienes defendemos y promovemos la bici, como quienes defienden el agua, y el derecho universal del acceso a ella.  Y tal es la necesidad de conectar estas luchas, más de un colectivo de ciclistas han abanderado el tema del agua y expuesto la amenazas que sufren distintas sociedades por distorsiones en la distribución, acceso y manejo de las aguas públicas del mundo, especialmente en nuestro país y región.

Finalmente, al igual que la lucha por el agua cuestiona frontalmente modelos de desarrollo impuesto por potencias económicas (países y corporaciones) y las responsabiliza directamente sobre estas inequidades e injusticias sociales y ambientales, desde el uso cotidiano y convencido de la bici, también se alerta sobre los impactos que generan los modelos petroplastidependientes.

Desde ambas luchas y posiciones se plantean modelos de sociedad solidarias, ambientalmente responsables, socialmente justas y sobre todo felices. Es por eso que tanto defender y cuidar el agua, así como usar y promover la bici, son una invitación al respeto, a la paz, a la convivencia, a la vida.

agua2* Una versión editada de este artículo fue publicada en “Agua a fondo”. Publicación bimestral editada por el Fondo para la Protección del Agus – FONAG. 25 de febrero 2013.
| Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Los políticos y sus bicicletas

por Diego Puente Corral

 “La bicicleta es política porque diluye las fronteras sociales y económicas”, así tituló diario El Comercio una entrevista que ofrecí y que fue publicada el 6 de mayo de 2012 (http://www.elcomercio.com/politica/bicicleta-politica-fronteras-sociales-economicas_0_694730619.html). Tanto lo ha sido que, después de estos largos años de trabajo ciudadano – desde 1994 aproximadamente- , la bicicleta ha empezado a jugar un rol importantísimo como símbolo, discurso, práctica y forma de vida, por lo que más de un político ha decidido subirse a ella.  Unos con más convicción que otros, o como consecuencia de un proceso social al que vale la pena prestar atención. Sin embargo también hay quienes la han utilizado como objeto de burla y parodia hacia otros políticos e incluso hasta con vulgares cargas ofensivas, homofóbicas y machistas.

A continuación algúnos acercamientos a las motivaciones de algunos de los políticos del momento:

La Bicicleta Pública de Augusto Barrera
En los últimos cinco años ha sido uno de los primeros en engancharse a la onda de la bici.  No es para menos, siendo el Alcalde de Quito, la ciudad pionera y actual epicentro del accionar ciudadano pro bici del país;  con la mayor cantidad y las más importantes organizaciones sociales, de las cuales nacieron las innovadoras propuestas del Ciclopaseo de Quito y la Ciclo Q, entre otras.

DSC_0648Nunca se lo ve tan a gusto como cuando va en la bici, por eso el actual Alcalde capitalino implementó 450 bicicletas urbanas e invita a la ciudadanía a dejar el auto en casa y subirse a la bici cotidianamente.  Cerca de 10.000 personas han aceptado el reto y se han convertido en usuarios asiduos de la Bici Q.

Jorge Martínez reinvindica la tradición ciclística de Ibarra
Es el primero de los Alcaldes del resto del país que inaugura masivamente, y pedaleando, la implementación de un Ciclopaseo ciudadano.  El Alcalde de Ibarra incluso tiene grabado su nombre en su bicicleta montañera. Desde septiembre del año pasado, junto con CiclóPolis, ha participado e impulsado el Ciclopaseo de Ibarra.

Jorge martinezMás de 5000 usuarios por mes avalan la decisión tomada por Martínez. Tanto lo ha entusiasmado el éxito de la inciactiva, que su ciudad muy pronto contará con un sistema de bicicleta compartida, una red inicial de ciclovías urbanas y se convertirá en el Alcalde que impulse la primera fábrica nacional de bicicletas del país.

Norman Wray, entre la bici y la armónica
La  primera vez que lo vi en la bici fue aún siendo concejal, motivado por la campaña Al  Trabajo en Bici y en una bicicleta prestada por CiclóPolis. Luego en 2012, cuando organizamos 2000 autos menos apareció con su propia bici urbana. Así se cumple una de mis convicciones:  “Siembra bicis y cosecharás ciclovías”o en este caso ciclistas.

DSC_6238Lamentablemente en esta campaña presidencial poco se lo ha visto montar bici. Ha preferido la armónica. Ojalá retome la terapia cicletera desde cualquiera sea su trinchera.

La bicicleta estática de Alberto Acosta
Cuando era Ministro de Energía alguien le regaló una bici. Nunca lo ví pedalearla.  Luego lo vimos saltando la valla en Montecristi, entonces me dije: “estado físico no le falta”

acosta2

Foto: El Comercio

Ahora solo he visto un spot que promociona su candidatura parodiando a otro candidato.  Lo triste es que utiliza una bici estática, de esas que, por más que uno se esfuerce pedaleando, no te lleva a ningún lado.  Sin embargo, nunca es más feo pedalear en una bici estática como lo es estar tan mal acompañado.

La plegable de Ricardo Patiño
El actual Canciller fue invitado para una jornada de Al trabajo en bici con el personal del Ministerio de Salud. Era abril de 2012 y desde entonces, cada semana ha motivado para que más de una centena de personas de Cancillería, hagan lo mismo.  Con la misma constancia que hay que tener sobre la bici, ha abanderado la promoción de la bicicleta a nivel nacional.  Es el principal convencido del proyecto Ciclopaseos Ecuador.

DSC_3786Una vez llegó del aeropuerto con su bici colgada en la puerta trasera del auto.  “Necesitas una plegable”, le dije. ¿Cuál es esa? preguntó.  No pasaron 3 semanas para que el Canciller fuera pedaleando desde la Cancillería hasta la Presidencia a enseñarle las bondades de la bicicleta plegable al mismísimo Presidente Correa.  De paso hablaron temas más importantes, supongo.

La montañera, la plegable y la rutera de Rafael Correa
Si no fuera porque en Gualaquiza, el día del Ambiente (junio de 2008) estuve pedaleando con él; o porque su blog personal se titule “Economía en bicicleta”; ni lo hubiera visto pedalear religiosamente semana a semana, incluso en el mismísimo Ciclopaseo de Quito más de una vez, no le creyera a Correa que la bici es más que un oportunismo coyuntural y electorero.

DSC_8225De sobra ha demostrado el ciudadano candidato Presidente que la bici es más que lo que pregonan y ven sus detractores.  No es que solo ha entendido este proceso de lucha ciudadana al que le hemos llamado La Revolución del Pedal, la cual va más allá del “entusiasmo juvenil”, sino que se ha sumado a ésta y ha tenido el acierto de incluirla en los temas de gabinete ministerial, así como en su propuesta de gobierno para este nuevo período. Sin duda ha ido más allá que cualquier ciclista circunstancial.  En bici de montaña, en plegable o en rutera, depende del camino que tenga que transitar.

La bici homofóbica de Dalo Bucaram
Para concluir esta serie, el último que se ha subido a una bici es, nada más ni nada menos, que el hijo del “loco que ama”.

Heredero de las viejas prácticas políticas y, ahora, con nuevas armas de comunicación a su alcance, Dalo Bucaram ha optado por subirse a una bici en un spot que promociona su candidatura a la Asamblea Nacional.  Se lo ve errático en una maltrecha bicicleta, con el asiento puntiagudo, elevado hacia arriba.  Cuestiona al candidato presidente y al final del spot la perla homofóbica, machista y vulgar, al más puro estilo de su propia formación política y humana: “Mi bicicleta, si tiene montura”.  Para dejar callado a cualquiera … de la vergüenza ajena.

Estoy totalmente convencido de la capacidad transformadora de la bici tanto a nivel individual como colectivo.  Por eso, celebro que en este momento de la historia política del Ecuador, la bici haya ganado su espacio, aunque en ciertos casos de manera no tan positiva.  Sin embargo, como dice el sociólogo inglés Herbert George Wells, “Cuando veo a un adulto en bicicleta, no pierdo las esperanzas por el futuro de la raza humana”, esperemos que finalmente, la bici, más allá de las ideologías, sea tomada en cuenta en la definición de las nuevas políticas públicas que deben implementarse en el país.

Fotos por Danny Arteaga – CiclóPolis
Publicado en Bicicleta pública, CiclóPolis, Ciclo Q, Ciclopaseo de Quito, Movimiento ciclístico | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 2 comentarios

El último vuelo de la bici

CICLOPASEO 200311_17

Este año, el tan apreciado y masivamente aceptado Ciclopaseo de Quito cumple su décimo aniversario. Muchas historias han ocurrido y siguen ocurriendo cada domingo en las calles de la ciudad. Sin embargo, en esta ocasión quiero reparar en uno de los sucesos más extraños y maravillosos que pasa cada domingo en la ruta de las bicis.

En el costado occidental del mítico intercambiador de El Labrador, cuando uno viene de norte a sur, en donde un carril de la Av. 10 de Agosto gira hacia la izquierda y se junta a la Av. Amazonas, justo antes del túnel, en ese minúsculo espacio de asfalto, concreto y acero. Ahí mismito donde los que vienen del sur hacen la pausa para volver a respirar.  Ese mismo lugar, que nos levanta unos 8 metros del nivel normal de la vía, se ha convertido, desde la primera vez que el Ciclopaseo pasó por esa calle, en un improvisado y espontáneo mirador de aviones.

No escribiría esto si no fuera porque este sitio dejará de ser lo que es: parada obligada para curiosos y amantes de las alas, las nubes y la libertad, o sea, amantes de las bicis y de los aviones también. En vista que el 17 de febrero,  por motivo de las elecciones, no habrá Ciclopaseo, y el 20 de febrero el actual aeropuerto parará su operación para dar paso al nuevo aeropuerto en Tababela, el siguiente Ciclopaseo, el 10 de febrero, sería el último en que las operaciones aéreas se juntarían con la mayor operación ciclística de la ciudad.

Por eso les invito a salir este domingo 10 de febrero al Ciclopaseo y detenerse un momento para observar, por última vez, el rito del despegue y aterrizaje de aquellas aladas máquinas, que al igual que nuestras bicis y pensamientos, elevan nuestros deseos y sueños hasta las nubes.

Un rito desaparecerá de la rutina cicletera del Domingo aunque seguramente se crearán muchos más.

CICLOPASEO 200311_12Fotos: Jhon Silva – CiclóPolis

Repercusiones

http://www.elcomercio.com/quito/Recta-final-cambio-aeropuerto-Quito_3_863343664.html

http://www.elcomercio.com/quito/ciclopaseo-aeropuerto_Mariscal_Sucre-El_Labrador-ciclistas_0_863913609.html

Vídeo | Publicado el por | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Bici Q, siembra bicis y cosecha ciclovías

Publicado en Revista CiclóPolis No. 21, Septiembre 2012

Sin duda alguna es muy grato ver cómo el Alcalde Augusto Barrera, finalmente, pasa del discurso a la acción. Se nota que ha puesto sus pies sobre los pedales de la movilidad no motorizada y se empiezan a visualizar la implementación de varias medidas y proyectos para el fomento de la bici como medio cotidiano de movilidad.

En este sentido, el flamante sistema de bicicleta pública compartida, BICI Q, llega a la ciudad de Quito con la firme intención de conquistar a los escépticos de la bici urbana y convertirse en una excelente opción de movilidad para desplazamientos cortos en el hipercentro de la ciudad. Son 425 bicicletas de buena calidad distribuidas en 25 estaciones que permitirán al público, previamente registrado, acceder a un medio de movilidad rápido, económico, ecológico y saludable.

Pese a las críticas que nunca faltan, creo que el sistema y las autoridades merecen la oportunidad de demostrar que todo proceso de cambio viene de la mano de este tipo de ideas innovadoras, al igual que otras como los Ciclopaseos dominicales, las campañas de Al trabajo en Bici, 2000 autos menos, etc., han sido promovidas desde el accionar ciudadano y se han convertido en germen de estas apuestas institucionales como la Ciclo Q y la bicicleta pública compartida.

Recomendamos decididamente a la ciudadanía de Quito a darse de alta en el sistema y por 25 dólares al año tener la posibilidad de desplazarse de una forma más amigable con su propia salud, su propio cuerpo, la integridad de las demás personas, con el ambiente, con la ciudad en general.

Entendemos que muchas son las razones –léase pretextos- para que algunas personas no opten por el uso de la bici. Pues bien, aquí hay un pretexto menos. Ya tenemos cientos de bicis a disposición en una gran parte de la ciudad. Ya no hay pretexto para no subirse a una bici pública. Una bici de la ciudad. Una bici de Quito, es decir, una bici de todas las personas. También que sirva para que ya no haya pretextos para ampliar los carriles exclusivos para bicicletas y demás facilidades para quienes seguirán utilizando sus propias bicis y quienes lo empezarán a hacer. Siembra bicis y cosecha ciudadanía. Alcalde, siembra más bicis, construye más ciclovías y no cortes más árboles.

20121009-200227.jpg

20121009-200246.jpg

Publicado en Bicicleta pública, Boletines CiclóPolis, CiclóPolis, Ciclo Q, Ciclopaseo de Quito, Espacio público, Masa Crítica, Movimiento ciclístico | 1 Comentario